Escrito por Tendenzias

Graduado Escolar falso: ¿Se puede comprar?

 En el mundo laboral de hoy día, contar con una cualificación se ha convertido en una exigencia, sobre todo, contar con una cualificación universitaria. De hecho, podemos encontrar empresas que demandan la posesión del Graduado Escolar o su equivalente para el desempeño de oficios básicos (dependiendo del país). Acreditar unos conocimientos de cultura general básica se ha convertido, pues, en una necesidad para millones de personas que entran por primera vez en el mercado laboral o que, pasados unos años, se tienen que reciclar.

Graduado escolar

Graduado-escolar-falso-se-puede-comprar

El Graduado Escolar es la certificación de que se han superado las etapas de educación básica y que, por lo tanto, se poseen unas competencias de cultura general. Dependiendo del país, se concede a los catorce o dieciséis años. En España, el equivalente al antiguo Graduado Escolar se entrega una vez que se ha superado satisfactoriamente la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Por regla general, se completa este ciclo a los dieciséis años, si no se ha repetido ningún curso. Sin embargo, cabe la posibilidad de que la persona no obtenga el Graduado Escolar. En este caso, las soluciones que se ofrecen cuando hay problemas son, o bien conceder el título a pesar de que el alumno tenga asignaturas pendientes (decisión que debe aprobar la Junta de Evaluación, caso que se da en uno de cada cinco alumnos), o bien, en situaciones más complicadas, se imparten programas de garantía social para intentar dar una salida laboral al joven.

En cualquier caso, es perfectamente posible que alguien no haya obtenido el título de la ESO en su día, debido a una adolescencia compleja. Una persona sin este título se encuentra con el problema de que, a los veinticinco o treinta años, se le exija para conseguir un nuevo empleo. En ese momento, la persona se ve en la obligación de recuperar el tiempo perdido años atrás y ponerse al día.

 

Graduado escolar falso

Graduado-escolar-falso-se-puede-comprar

Ante esta situación de inmediatez y necesidad por parte del empleador y la falta de tiempo del aspirante para volver a estudiar, hay quien puede ver en esto una oportunidad de negocio que también es aplicable a otros grados de calificación profesional como los ciclos formativos (la antigua Formación Profesional) o las titulaciones universitarias. La pregunta que debemos hacernos es ¿existe quién ofrece títulos falsificados a medida? Pues sí, y encontrar un falsificador es una posibilidad más fácil de lo que puede parecer en un principio. Basta con buscar en Internet y nos encontraremos con varias personas subastándolos, como si se tratase de pescado en una lonja o, en otros casos, bajo una apariencia más “profesional”, por llamarlo de alguna manera.

Problemas de comprar un graduado escolar falso

Graduado-escolar-falso-se-puede-comprar

En primer lugar, un inconveniente a la hora de intentar adquirir un título falso es el de carácter legal. El hecho de utilizar este documento para acreditar unas habilidades que no se poseen entraría dentro del tipo delictivo de falsedad documental que implica penas económicas y de prisión no solo para quien trafica con el documento y lo falsifica, sino también para quien lo utiliza a sabiendas de su condición. Al tratarse de una transacción ilegal, no hay ninguna garantía de que nos envíen el documento que hemos pedido. Pensemos con claridad y tengamos un poco de sentido común: si nos estafan, ¿a quién podemos dirigirnos para reclamar? A la policía no, eso está claro: no tenemos amparo legal y en este caso se sigue la lógica de algunos timos que indica que todo aquél que se cree más listo que los demás acaba saliendo trasquilado.

Por otra parte y, desde un punto de vista más práctico, si tú tienes un título de la ESO en tu poder y resulta que no sabes dividir, lo más probable es que, tarde o temprano, el empleador que te ha contratado se dé cuenta y te acabe echando, con lo cual el engaño te habrá valido de primeras, pero no te servirá a largo plazo. Además, dependiendo de la complejidad del trabajo y por una cuestión de responsabilidad hacia terceras personas, lo conveniente es no acreditar una formación que no se posee.

Mercado negro de títulos

El mercado negro de títulos funciona de varias formas. En algunos casos y, mediante anuncios en Internet, nos podemos encontrar con gente que garantiza facilitar la titulación deseada en base a contactos con instancias ministeriales del país. Esta modalidad suele tener similitud con el llamado “fraude nigeriano”, puesto que se solicita un dinero por adelantado a cambio de algo que supuestamente resulta muy ventajoso para nosotros, en este caso el título. Como por regla general, nadie da duros a cuatro pesetas, el resultado es que el incauto se queda sin dinero y sin título.

También hay casos de “universidades” en Internet o presenciales que no cuentan con homologación validada por las autoridades aunque ofrezcan estudios y titulaciones. Aquí es importante distinguir si la institución realmente ofrece unos estudios y una formación que se pueda cuantificar y demostrar (aunque estos sea puedan convalidar a nivel oficial), por tanto legal en este caso, o si, simplemente, facilita un título a cambio de dinero. En este caso, la frontera entre lo que es estafa y lo que no es muy fina y, por tanto, te aconsejamos que te asesores bien antes de decidir realizar algún tipo de formación. En todo caso, la picaresca está a la orden del día y es habitual que se utilicen estos vacíos legales para confundir.

La misma lógica de las titulaciones universitarias se utiliza con los graduados escolares, con la diferencia de que las falsificaciones son más difíciles de identificar al ser una calificación que poseen la mayor parte de las personas adultas en nuestro país y que, además, no requiere del nivel de especialización que exige una titulación universitaria, un ciclo formativo o, simplemente, el bachillerato LOGSE, que contempla varios itinerarios. Evidentemente, hay una regla común en este mercado y es que, cuanto más complejo es el título que se demanda, más caro resulta y, por tanto, mayor es el riesgo al que se expone la persona que decide obtenerlo por esa vía.

En todo caso, el consejo para no pillarse los dedos es que, si tenemos que recuperar el tiempo perdido, pidamos información en academias que ofrecen la la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de forma legal y a precios accesibles.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://pixabay.com/

 

CursosMasters

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos