Escrito por Tendenzias

Oposiciones de magisterio en inglés

Las oposiciones de magisterio en inglés son grandes oportunidades para que los maestros puedan encontrar mayor empleabilidad, debido a que las diversas administraciones autónomas que existen periódicamente ofertan las plazas que estén disponibles en diferentes institutos y colegios públicos.

Oposiciones de magisterio en inglés – Requisitos

En líneas generales, las oposiciones de magisterio en inglés  requieren de lo siguiente:

-Tener nacionalidad española, en caso contrario tener la nacionalidad de alguno de los países de la Unión Europea de acuerdo a las especificaciones según la Directiva del Parlamento Europeo 2004/38/CE.

-Poseer la certificación legal del inglés.

-Mayores de 18 años, sin haber alcanzado la edad de jubilación.

-No poseer condición de salud alguna que impida el desempeño de funciones físicas o psíquicas.

-No presentar alguna desahibilitación para el ejercicio en cuanto a las funciones públicas ni tener un expediente disciplinario que evidencia la causa de algún problema.

-No formar parte como funcionario del mismo entorno a donde va dirigida dicha convocatoria.

-Ser correspondiente del título de Maestro o en el caso de tener algún grado como diplomado, e enseñanza primaria, profesorado, etc.

Oposiciones de magisterio en inglés – Temario

En las oposiciones de magisterio en inglés se desarrollan las fases de oposición y concurso. Para las pruebas teóricas, los candidatos deben conocer y estudiar a mayor profundidad el temario correspondiente para demostrar que sus destrezas y habilidades van de acuerdo a los requerimientos del ejercicio por el cual están optando.

Los conocimientos científicos y teóricos son absolutamente obligatorios para que los candidatos puedan ser tomados en cuenta en un puesto de trabajo específico. Conocer en el idioma inglés las diversas temáticas a tratar requiere un poco más de esfuerzo pero es prácticamente el mismo procedimiento a seguir.

Generalmente, el tribunal es el encargado de elegir dos temáticas que parten del temario oficial correspondiente y el aspirante debe desarrollar una de ellas de manera escrita. Estas temáticas son seleccionadas al azar, por lo tanto se debe dedicar mucho tiempo al nivel de preparación para dejar en evidencia la capacidad y destreza en relación al puesto de trabajo aspirado.

Por otra parte, en las pruebas prácticas se evalúan en los candidatos aspectos como la competencia, aptitudes y actitudes, motivación, habilidades y destrezas, adaptación emocional, entre otros aspectos resaltantes para conocer si la persona encaja adecuadamente en el puesto de trabajo.

El objetivo del tribunal se basa en evaluar todo lo relacionado a las aptitudes y habilidades pedagógicas en los procesos de oposiciones de magisterio en inglés y uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es saber comunicar y enseñar los conocimientos acerca de un determinado tópico para demostrar que el aspirante está en la capacidad de asumir el cargo.

Oposiciones de magisterio en inglés – Cómo preparar la oposición

La claridad en todos los aspectos ayudará a definir los objetivos, pues es mucho más fácil trasmitir lo que realmente necesitas comunicar siendo claro y preciso. Has en retrospectiva un análisis de lo que realmente quieres hacer con tu vida profesional ¿De seguro te ves como profesor de inglés? O como funcionario, inspector, etc. Esto ayuda mucho a conseguir la línea exacta para exponer lo que realmente necesitas comunicar y hacer que el tema llegue completo a la audiencia.

Una vez seleccionado el tema a trabajar, debes detallar a precisión y en un orden específico el desarrollo de las ideas. La concentración es de vital importancia para demostrar que eres totalmente capaz de asumir el cargo por el cual aspiras y dicho aspecto se denota en el orden con el que desgloses el tema asignado.

Si pones tu foco de concentración en trabajar para ser mejor que el resto de los opositores, puede que te afecte un poco en la manera que desgloses tu tema, ya que el 100% de tu concentración debe estar en dejar lo más preciso y claro posible la temática asignada por el tribunal.

Evita en lo posible las distracciones, esto también debe quedar demostrado ante el tribunal para que puedan notar lo capaz que eres de hacerte cargo del puesto de trabajo que te interesa, demostrar que eres productivo y bajo presión es una buena manera de tener la atención de tus evaluadores.

Planifica el tiempo para aprovechar cada minuto que tengas disponible para el desarrollo provechoso de la temática. No olvides la coherencia y el realismo, pues dependiendo de las obligaciones que tengas y de tu estilo de vida deberás prepararte para no verte afectado en el proceso.

Emplea tu propia técnica, pues no existe un enfoque, ni método de estudio que sea exclusivo para todas las personas, cada quien conserva un estilo de aprendizaje y enseñanza distinto a los demás, unos pueden ser más eficaces que otros, pero solo debes adecuarlos a tus exigencias para poder planificar una oposición eficiente y ganar el puesto de trabajo que deseas.

No olvides la gramática inglesa, pues quizás la presión, las responsabilidades y el estrés puedan hacer que te equivoques, por lo tanto, asegúrate de hacer una escritura impecable para no entrar en inconvenientes que podrían poner en riesgo tu aspiración. Haz tu esfuerzo por evaluar cada una de los puntos a desarrollar en la temática seleccionada de la oposición.

No subestimes nunca las pruebas orales, pues estas tienen mucho peso al momento de deducir la nota final de tu oposición. Recuerda que la improvisación no es la mejor manera de demostrar las competencias que tienes para tomar el puesto de trabajo, así que asegúrate de prepararte bien para impresionar al tribunal encargado.

Tómate el tiempo necesario para ensayar la parte oral de la oposición, pues el error más común que cometen los candidatos es dejar de última esta parte tan importante, sacrificando todo su esfuerzo y al final la nota adquirida no resulta la esperada. Por ello, puedes practicar ensayando y grabando en audio tu ponencia, también puedes grabarte en un video para que conozcas algunos detalles en los que necesitas mejorar.

Deja atrás los argumentos poco relevantes o con falta de información, es otro de los errores que cometen los aspirantes al tratar de responder con incertidumbre a preguntas por parte del tribunal. Si fallas en el debate o te sientes incapaz de dar una buena conclusión, es mejor que trabajes en ello con tiempo para no presentar inconvenientes al momento de la defensa.

CursosMasters

Newsletter