Escrito por

Carta de presentación Currículum Vitae

Realizar un buen currículum que de una buena visión acerca de nosotros mismos como profesionales y como personas no está al alcance de cualquiera. Siempre es recomendable buscar consejos y ayuda de entre algunos sitios webs o algunos expertos en la materia de recursos humanos que podrán ayudarnos a confeccionar un Currículum Vitae con garantías de éxito. En efecto, un currículum es, nada más y nada menos, que la primera impresión que una empresa o compañía se lleva de nosotros. Por ello, debemos cuidar al máximo todos los aspectos (organización, exposición clara, concisa y eficaz de nuestras capacidades y una plantilla sugerente al tiempo que seria y formal según se requiera). Pero hay más: también es necesario redactar una buena carta de presentación.

Es igual de importante y, en algunos casos, todavía más fundamental que el propio currículum. También te hablaremos de ella: la carta de presentación. Pero primero, hablemos un poco del currículum.

Currículum Vitae

Como muchos de vosotros sabréis el currículum vitae es un documento donde figuran algunos datos personales y laborales de un sujeto que se postula para conseguir un puesto de trabajo. Es, por así decirlo, un informe de las capacidades y experiencias que el trabajador puede ofrecer a la empresa que busca a un empleado. En el currículum deberemos ser lo más concisos posible. Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, las empresas toman como parte del proceso de selección nuestra capacidad para desarrollar en persona las explicaciones sobre nuestra propia experiencia. En este sentido, en la mayoría de entrevistas el personal de Recursos Humanos preferirá que nosotros mismos (y no nuestro currículum) le explicamos en qué consistió exactamente una experiencia u otra.

carta-de-presentación-curriculum-vitae

En relación a esto, el currículum debe ser un documento con un orden en concreto. Primero, figurarán nuestros datos personales de tipo general. Nombre, apellidos, dirección, localidad de residencia y fecha de nacimiento son normalmente datos suficientes. A su lado, y de una forma bien visible, adjuntaremos una fotografía de tamaño y tipo carnet, bien visible. Es recomendable que para esa foto tengamos una apariencia seria y formal, aunque también distendida. En siguiente término vendrán nuestras experiencias profesionales. Las ordenaremos por orden cronológico indicando el nombre de la empresa. También el puesto desempeñado y el periodo durante el que desarrollamos nuestro trabajo.

En último lugar añadiremos algo sobre nuestras propias cualidades. Por ejemplo, si tenemos buen don de gentes, capacidad para trabajar en equipo, si somos personas organizadas… También es muy importante dar orientaciones a la compañía acerca del nivel de compromiso que estás dispuesto a tomar con ellos. En este sentido, hablar de nuestra disponibilidad será un punto a favor.

Sin embargo, como en el currículum debemos ser concisos, aprovecharemos nuestra carta de presentación para desarrollar más pormenorizadamente estos puntos.

Carta de presentación Currículum Vitae

Una carta de presentación suele ser una parte complementaria del currículum. Hace algunos años, las cartas de presentación no solían ser necesarias para la mayoría de puestos. Sin embargo, la especialización de las plantillas empresariales dedicadas a recursos humanos han hecho que proliferen. Dicha especialización entiende que es posible para las empresas obtener mucha información de una carta personal en la que el postulante diga cosas sobre sí mismo y sus capacidades. Son cada vez más las empresas y los portales de búsqueda de empleo las que solicitan cartas de presentación.

Carta-de-presentación-Currículum-Vitae

Igual que el currículum, una carta de presentación tiene una estructura interna concreta. Para empezar, y como en muchos casos, la carta de presentación antecederá a nuestro currículum debemos empezar siempre con un saludo. El tono debe ser formal. No se sugiere, a no ser que el perfil de la empresa demande un trato cercano de los trabajadores con ella, que se empiecen con fórmulas tipo “Hola!”, “¿Qué hay?”, “Muy buenas”. En el siguiente apartado os detallaremos específicamente algunos consejos a la hora de redactar vuestra carta de presentación.

Una buena carta de presentación puede suponer la diferencia entre obtener un puesto o no. Es muy importante aprovechar, por lo tanto, su potencial. El currículum, al fin y al cabo, no nos deja profundizar u obtener mayor partido de nuestra cualidades. Sin embargo, en la carta de presentación podremos extendernos más sobre nuestros puntos fuertes. Su estilo no tiene por qué ser tan neutro y “aséptico” como el del currículum. Por lo tanto, si somos hábiles, podremos destacar nuestras cualidades por encima de las del resto de candidatos.

Cómo hacer la carta de presentación Currículum Vitae

Para empezar, debemos saber que el tipo de carta dependerá mucho del destino que tenga. Es decir, no es lo mismo redactar una carta de presentación para una empresa que nos haya preseleccionado que una para otra empresa a la que queremos informar de que estamos dispuestos a trabajar con ellos cuando surja una vacante. La primera podríamos decir que es una carta de presentación para un candidato. La segunda es una carta de presentación de un postulante.

Así, en la primera, nos encargaremos de dirigirnos expresamente a la jefa o jefe de recursos humanos. En este caso, se tratará de que para futuras vacantes nos tenga en cuenta. Queremos que nos incluya en su fichero como potenciales trabajadores. Es bueno explicar por qué estás interesado en trabajar con ellos. Puedes aprovechar para demostrar tu interés y compromiso con la empresa dejando clara dicha intención.

Cómo-hacer-la-carta-de-presentación-Currículum-Vitae

Si, por el contrario, eres candidato y la empresa te pide una carta de presentación para conocer algo más acerca de ti y decidir si opta por ti como candidato, podrás centrarte en aspectos más específicos sobre el puesto para el que estás ejerciendo como candidato. Una buena forma de mostrar interés y compromiso es hacer referencia a la oferta y sus condiciones. Resaltar los motivos por los que dicho puesto en concreto te interesa. Esa será una buena forma de hacer ver a la empresa que por ambas partes, candidato y vacante, son perfectos el uno para el otro. Intenta averiguar algo de los valores que defiende la empresa y tratar de defender que tú mismo te identificas con ellos.

Por último, respecto al aspecto formal de nuestra carta de presentación, apuntaremos algo. Primero, empezaremos como ha quedado dicho: con un saludo formal. Posteriormente vendría el desarrollo de nuestro texto. En él hablaremos del puesto que nos gustaría desempeñar y de las capacidades con las que contamos para hacerlo. Por último, apuntaremos algunas características personales que pueden incidir positivamente sobre nuestro trabajo.

Para finalizar, nos despediremos de nuevo con un registro formal.

También te puede interesar:

Fuente imágenes:

  • https://pixabay.com/es/equipo-pantalla-electr%C3%B3nica-1869236/
  • https://pixabay.com/es/macbook-mac-apple-ipad-iphone-577758/
  • https://pixabay.com/es/l%C3%A1piz-sacapuntas-port%C3%A1til-de-papel-918449/

CursosMasters

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos