Escrito por

Modelo de Curriculum Vitae: cómo hacer un buen currículum

El Currículum Vitae es una de las herramientas indispensables que tenemos para encontrar un buen trabajo. En el artículo de hoy vas a descubrir cómo hacer un buen Currículum gracias a todos nuestros consejos, ejemplos y plantillas.

Como seguro ya sabes, el currículum vitae o también llamado hoja de vida laboral, es un documento indispensable en la búsqueda de empleo. Es la principal forma de promoción, con el que puedes “venderte” para conseguir el empleo que deseas.

En este artículo vas a encontrar toda la información que vas a necesitar para sacar todo el rendimiento a esta herramienta y ponerla de tu parte. Todos los trucos, consejos, errores que debes evitar y, por último, los mejores modelos más actuales y las plantillas de Currículum Vitae, para conseguir un futuro mucho mejor en el mundo laboral.

Cómo hacer un buen Currículum

como-hacer-un-buen-curriculum

Antes de empezar a escribir tu currículum vitae es importante que tengas bien claro cuál es la información que vas a exponer y el orden que va a tener. La hoja de vida laboral debe presentar todos los datos de forma clara y concisa, muy bien explicada y sin ningún tipo de rodeo. Debes tener en cuanta que vas a tener una única oportunidad, además de breve, para causar una buena impresión a quienes te van a contratar.

Antes de hacer un buen Currículum

Antes de ponerte con la hoja de vida laboral, debes plantearte una serie de preguntas:

  • ¿Para qué empresa voy a escribir el currículum?

Es muy importante conocer cuál es la empresa en la que quieres trabajar y qué es lo que está buscando. Una vez que lo tengas claro debes enfocar el currículum vitae hacia aquello que busca la empresa.

  • ¿Cuál es el puesto al que quieres optar?

Además de lo anterior, debes conocer el puesto concreto y cuáles son las habilidades necesarias para ocuparlo. Es importante tener clara la valoración de la experiencias que has tenido anteriormente para no repetir funciones en la que no te encuentras a gusto.

  • ¿Tienes la preparación necesaria?

Debes plantearte cuáles son los requisitos que se exigen y ver si eres capaz de cumplirlos y, además, destacar en esos requisitos que se piden.

  • ¿Cuáles son las cosas que sabes hacer bien?

Esta pregunta es importante. Tienes que centrarte en aquello que sabes hacer bien y en las que tienes poca competencia. Intenta que los trabajos que busques tengan que ver con lo que mejor se te da para tener más opciones.

  • ¿Cuál ha sido la experiencia profesional?

Debes analizar la trayectoria profesional que has llevado hasta ahora. Intenta plasmar de forma positiva los periodos que has estado sin trabajo, encontrando la parte positiva de cada tarea que has realizado en ese tiempo.

  • ¿Qué idiomas conoces?

Los idiomas son una de las capacidades que más se demandan en el mundo laboral. Si conoces alguno, además del nativo, debes reflejarlo.

  • ¿Dominas la informática?

Como seguro ya conoces, debes hacer un listado con todos los programas que conoces y analizar cuál es tu nivel de manejo de esos programas. Consejo: Resalta aquellos que interesen a la empresa a la que vayas a optar por un puesto.

  • ¿Tienes otras experiencias acreditables?

Hay experiencias que pueden resultar bastante útiles incluirlas dentro de la hoja de vida laboral. Ejemplo: estancias en el extranjero, voluntariados, … Con ello vas a demostrar tu capacidad y tus inquietudes.

Cómo hacer un curriculum paso a paso

Sabemos que el curriculum es un documento esencial para que nos den trabajo, sin embargo, la mayoría de las veces no prestamos la atención debida a cómo hacer un curriculum de calidad y nos limitamos a coger un folio en blanco y rellenarlo de arriba abajo con datos añadiendo aquello que pensamos nos dará a conocer como profesionales sencillamente.

el-mejor-curriculum-vitae-cv

Pues bien, debemos tener en cuenta que a una empresa llegan decenas o cientos, si no miles de curriculums para una oferta de empleo. Por esta razón, el reclutador jamás mirará detenidamente ninguno de ellos.

Es posible que seas un trabajador brillante pero si tu curriculum vitae no brilla entonces tu documento pasará desapercibido y habrás perdido una oportunidad de oro de ser elegido. También la empresa se privará de la experiencia de contar con tu servicio profesionalidad que, seguro, es el mejor que podría encontrar pero no lo han visto.

¿Cómo hacer entonces para que tu curriculum sea excelente y capte la atención del departamento de recursos humanos? Toma nota porque te explicamos a continuación cómo hacer un curriculum paso a paso.

Plantillas de CV

El primer paso para elaborar un buen curriculum vitae es conseguir una buena plantilla de CV. La plantilla escogida debe permitirte resaltar tus habilidades y tus experiencias. Debe permitir también seguir un orden cronológico en tus actividades o experiencias que permita al examinador comprobar, en tan solo un rápido vistazo del documento cuál ha sido tu evolución profesional.

Además de tener un formato válido para destacar tus virtudes, este curriculum debe llamar la atención del reclutador. Para lograrlo, cuánto más originales seamos mucho mejor resultado nos dará, por lo menos para que la persona en cuyas manos estará el documento se sienta atraída por su lectura y esta le resulte cómoda y amena. Para lograrlo, opta por un diseño de plantilla original, cuanto más mejor. Aparte de que este dato demostrará que eres una persona creativa y sobresaliente. Te invitamos a visitar las plantillas que hay disponibles en este enlace.

No olvides que necesitarás tener tu curriculum en diferentes formatos e idiomas para que puedas enviarlo o presentarlo según te lo solicite la empresa. Redactarlo en varios idiomas te dará más presencia y calidad, porque denota que te adaptas a otros idiomas y tu nivel de dominio de estos.

A menudo cometemos el error de hacer un curriculum y utilizar este para todas las ofertas de empleo que vemos. Este es otro de los grandes fallos a la hora de postularse, ya que cada oferta y cada empresa tiene sus propias características y a ellas debemos ajustar documento de vida laboral.

La plantilla de modelo de curriculum vitae que selecciones debe permitirte mostrar todos tus elementos profesionales y también los personales que demuestren que eres la persona ideal para ocupar el puesto vacante. Afortunadamente hoy en día es posible descargarse una gran variedad de plantillas diferentes que se ajustan a nuestras necesidades.

La elección de la plantilla perfecta también dependerá de cuál sea el grado de tu experiencia o tus conocimientos. Por ejemplo, si eres estudiante y no tienes mucha experiencia laboral, querrás resaltar más tus conocimientos, mientras que si ya has trabajado y tienes una trayectoria laboral positiva entonces posiblemente querrás que sea esta la que prevalezca. Las plantillas de curriculum funcionales son ideales para estos casos en los cuales los conocimientos son mayores que las experiencias.

el-mejor-curriculum-vitae-documento

Si quieres resaltar ambas: habilidades y trayectoria, entonces un modelo de curriculum combinado te ayudará a lograrlo. El modelo cronológico, por otro lado, es apto cuando la experiencia laboral es muy amplia y merece la pena destacar en qué lugares hemos trabajado.

Cabecera del CV y fotografía

La cabecera de un CV es muy importante porque digan lo que digan, lo cierto es que a la hora de ser escogido para un empleo la imagen sí que importa, y mucho. Por eso, la cabecera debe ser atractiva y la fotografía también debe tener calidad. Si tu fotografía está hecha por un fotógrafo profesional, mucho mejor. Si no, no pasa nada, pero escoge una buena foto.

Debe ser una imagen que exprese tu personalidad, por lo tanto, huye de la típica foto carnet en la cual todos salimos con cara de delincuentes o con el semblante serio y pálido. Mejor una foto de plano medio donde muestres tu mirada y tu sonrisa más natural. Se trata de una imagen cercana.

Procura, sin embargo, sobre todo si te decantas por una foto de cuerpo entero, que el look que luces en la imagen sea adecuado al puesto de trabajo al que estás aspirando.

La cabecera del CV debe llevar el título, es decir: “Curriculum Vitae de…” y especificar el nombre de la empresa al cual va dirigido. También debe llevar la fecha.

Datos personales

Tras la cabecera vendrá el momento de añadir nuestros datos personales entre los cuales se incluye nuestro nombre completo y nuestros apellidos; nuestra fecha de nacimiento; nuestros datos de contacto (dirección; número de teléfono; correo electrónico). Y también agregaremos algunas habilidades relacionadas con el puesto a cubrir que queramos destacar especialmente.

Formación profesional

En este apartado tendremos que añadir toda nuestra formación académica o profesional, es decir, estudios que has cursado, cursos, programas, talleres, experiencias de formación, entre otras.

Experiencia laboral

Si eres ya un trabajador con experiencia entonces este campo es muy importante y lo podrás destacar bien, siempre y cuando sepas hacerlo.

Recuerda añadir toda la experiencia que tienes pero, especialmente, la que guarde relación con el trabajo a desempeñar, porque si rellenas cinco hojas de un CV fácilmente el reclutador se perderá detalles o datos importantes porque, créenos cuando te decimos que, entre tantas solicitudes de empleo que recibe una empresa, el seleccionador no tiene tiempo ni ganas de examinar minuciosamente curriculum por curriculum, así que apenas echará un vistazo.

Habilidades

Mucha gente se pierde en este punto y no sabe que poner, colocando datos inservibles y, por el contrario, olvidando otros que podrían ser decisivos a la hora de ser escogidos. Hay una serie de habilidades que son básicas e imprescindibles para desarrollar tu labor profesional.

Y hay otras habilidades que posiblemente poseas y que te diferencian de otros candidatos, así que estas últimas tampoco olvides ponerlas porque pueden significar la decisión del seleccionador de quedarse contigo en vez de optar por otro candidato.

Pero posiblemente te estarás preguntando: ¿qué son habilidades? Pues por ejemplo, ser capaz de tomar decisiones, tener facilidad o gusto por trabajar en equipo, ser un buen negociador o tener capacidad de liderazgo son solo algunas de estas habilidades que son tan importantes para que cualquier empresa te quiera como trabajador.

el-mejor-curriculum-vitae-lupa

Idiomas

Los idiomas siempre son un plus, pero sé sincero. No engañes diciendo que sabes un idioma si no lo dominas perfectamente. Tienes que indicar cuál es tu nivel de cada idioma escrito, leído y hablado.

Otros datos de interés

Otros datos de interés para la empresa pueden estar relacionados con tu capacidad para moverte, por ejemplo, si tienes coche o no; si tienes permiso de conducir; si puedes cambiar de residencia o viajar.

También son datos de interés cuando tengas alguna actividad o hobby, cargo y similar que tengan que ver con el puesto a cubrir o que interesen a la empresa en la cual te postulas.

Fecha y firma

Por último, no olvides colocar la fecha en la cual está redactado el CV (debe ser reciente y actual al momento en el cual lo presentas a la empresa). Y estampar tu firma.

Tipos de Currículum

tipos-de-curriculum

Una misma hoja de vida laboral se puede organizar de diferente manera. En función de la estructura que elijas vas a dar más importancia a unas cosas o a otras. Puedes organizar el currículum dando importancia, por ejemplo, a la experiencia laboral más reciente, a los cursos que has realizado o a tu metas o logros que has alcanzado.

Ahora pues, se pueden distinguir tipos de currículum en función a la forma en que se vaya a organizar la información.

Currículum cronológico

El Currículum Cronológico es aquel que la información se organiza de forma cronológica, teniendo su inicio en los logros más antiguos hasta llegar a los más recientes. Con este tipo de currículum el selector va a conocer la evolución de forma ascendente de la carrera profesional que has tenido.

Currículum Funcional o Temático

El Currículum Funcional o Temático es el que organiza la información por temas. Con ello se consigue proporcionar un conocimiento rápido de la formación y experiencia que dispones en un ámbito determinado. Además permite seleccionar cuáles son tus puntos positivos, destacar aquellas habilidades y logros que has conseguido, omitiendo los que no deseas (periodos de paro, cambios regulares de trabajo, …).

Currículum Combinado o Mixto

El Currículum Combinado es el más completo de los tres, aunque es el más complicado de elaborar. Es una mezcla entre el cronológico y el temático. Comienza por el modelo funcional organizando la información por temas y, después, terminan con la organización en el tiempo. De esta forma destacan las habilidades.

¿Qué tipo de Currículum elijo?

Ya ves que tienes diferentes formas de organizar el currículum. Cada uno de ellos resalta diferentes aspectos que tienes. Por ello, te va a venir mejor un currículum que otro, en función de tu situación laboral. Vamos a verlas:

Recién licenciado y con poca experiencia laboral

Debes acreditar todo tu potencial y demostrar tus capacidades, que deben de estar por encima de la experiencia. Es importante que se trabajen la sección de las habilidades, logros y conocimientos que has adquirido con los estudios, viajes, … Por ello, el currículum que mejor se adapta es el funcional o temático (número dos).

Profesional con mucha experiencia

Si llevas muchos años trabajando y has tenido una gran progresión en tu carrera laboral es importante que lo destaques. La mejor opción será la de destacar de forma cronológica o combinada los objetivos cumplidos, además de todas las habilidades que has adquirido en tu carrera profesional.

Para ejecutivos o autónomos

Para este caso es interesante el currículum funcional o temático, ya que destaca todos los objetivos que has conseguido como responsable de un departamento, proyectos que has realizado, capacidad de liderazgo, …

Una vez que tienes claro todo lo anterior (vuelve a leer si es necesario) llega el momento de redactar el currículum vitae u hoja de vida laboral.

Consejos para hacer un buen curriculumcurriculum-vitae-2016

Para redactar el currículum vitae es importante que conozca los datos imprescindibles que van a ayudarte a cómo hacer un buen currículum, de forma concisa y bien estructurado. Grábatelas a fuego:

Datos imprescindibles

Siempre debemos aportar nuestros datos personales: nombre, apellidos, fecha de nacimiento, estado civil, dirección , teléfono y correo electrónico.

Es aconsejable poner una foto formal de tamaño carnet.

En segundo lugar debemos escribir cuáles son nuestros estudios o nivel académico: la titulación, los idiomas que conoces y el nivel que tienes de cada uno, así como los cursos que hayas hecho.

Formación complementaria: el carnet de conducir, destacando si tienes coche o no, así como otros cursos relacionados con el puesto al que aspiras. Recuerda poner la fecha en que obtuviste los títulos más importantes.

Por último, en la experiencia laboral hay que decir cuáles han sido nuestros últimos trabajos: el puesto que has desempeñado y tus tareas, así como la duración de cada trabajo. Dependiendo de cuantos trabajos hayamos tenido, se suelen poner los cinco últimos.

Reglas Básicas

curriculum.vitae-2015
  • Debes ser breve y conciso. Un currículum nunca debe pasar de una o dos hojas como máximo.
  • El papel debe ser de color blanco, o si no lo es, que sea de color claro de formato DinA4.
  • Nunca escribas a mano.
  • Evita cualquier adorno o filigrana. Tampoco abuses de los colores. Puedes ayudarte de las negritas para destacar apartados.
  • Respeta los márgenes.
  • Cuida siempre el estilo y, sobre todo, evita los errores ortográficos.
  • No utilices abreviaturas.
  • Siempre intenta ser honesto. Muestra tus habilidades y maquilla tus fracasos.
  • Al igual que un famoso entrenador del Barça, “Siempre positivo, nunca negativo“.
  • No hace falta incluir documentos o títulos acreditativos, a no ser que te lo pidan.
  • Envía currículum originales, nunca mandes copias.
  • La foto que adjuntes al currículum que sea reciente y de tamaño de carnet. Es preferible que la foto sea a color.

Cosas que debes evitar

curriculum-vitae-2014

Un lenguaje inadecuado: Un CV con faltas, sin esquemas o mal redactado demuestra despreocupación del candidato. Sucede mucho en personas que se dan prisa a la hora de “amoldar” un CV para una empresa.

Fotos informales: Obviamente, la foto del CV debe ser profesional, bien arreglado y sin ningún fondo. Nunca incluyas la foto de tus vacaciones en el Parque de Atracciones o cualquiera que hayas descargado de las Redes Sociales. La foto debe transmitir no sólo tu personalidad, sino también tu compromiso por hacer las cosas bien.

Exagerar tus cargos: Es algo que muchos candidatos tienden a hacer. En un mundo informatizado y globalizado como el de hoy, es fácil descubrir quién miente y quién no. Establecer funciones o cargos más allá de tus competencias pasadas genera muchas dudas en el evaluador, que de primeras te preguntará acerca de tales experiencias.

No dejar pie a preguntas: Debes saber distinguir cuál es la información adecuada para el CV, al mismo tiempo que dejas hueco para extender detalles durante la entrevista. Por ejemplo; no hables de remuneraciones, rentas o bonos económicos en el CV, eso ya lo harás en persona con el evaluador.

Incluir muchas hojas: Un CV demasiado pequeño puede evidenciar inexperiencia o prisas a la hora de elaborar la hoja, pero un CV con demasiadas hojas evidencia poco compromiso con las empresas en las que has estado. Lo idóneo sería no superar las dos hojas nunca, condensando la información más valiosa.

Habilidades inexistentes: Mentir a la hora de incluir conocimientos sobre idiomas o manejo de programas de los que no tienes ni idea, no lleva a ningún lado. Si un trabajo incluye como requisito un inglés titulado, será porque el empleo requerirá operaciones y charlas con empresas o clientes extranjeros.

Incluir cosas que no van a ningún lado: En ocasiones, en el apartado “Más sobre mi” que incluyen algunos CV, muchos aspirantes añaden aspectos que sólo valen como relleno. Imagina entregar un CV para un puesto de odontólogo y hablar sobre tus “habilidades con la pintura”, “manejo en la cocina”, etc… Incluye sólo lo fundamental.

No dejar que el evaluador se líe: Si incluyes párrafos muy extensos en tu esquema de experiencia laboral, el evaluador puede perder interés y perderse lo mejor de tu trayectoria.

Egocentrismo: Suele pasar, un candidato que se acaba de sentar para la entrevista y ya está hablando sobre sí mismo, a la vez que coge el móvil para cerrar whatsapp o silenciarlo. Son cosas que detestan todos los evaluadores. Si tu CV incluyes demasiada información sobre tu manera de ver las cosas y no sobre tu experiencia, considérate rechazado. Datos como tu altura, familia o hobbies no van a ningún lado.

Demostrar que cargas con un currículum: Si eres de los que han dedicado un espacio inmenso al comienzo de la hoja para poner en mayúsculas y bien remarcado; “Currículum Vitae”, no tienes por qué hacerlo. Puedes prescindir de dichas palabras o incluirlas pero en un tamaño pequeño, a un lado de la hoja. Aprovecha ese espacio para tus datos personales y no para anunciar lo evidente.

Demostrar tu “inteligencia”: Confundir al reclutador con términos rebuscados y muy técnicos no es buena idea. Tampoco lo es demostrar una tendencias política, sindical o religiosa, ya que a ojos del reclutador puedes parecer pedante y un tanto desequilibrado. Mantén un lenguaje adecuado, sin caer en lo vulgar o coloquial, ni demostrar que conoces todo el diccionario de la RAE.

No añadir carta de presentación en un CV online: Durante una entrevista no hace falta (puesto que te representas a ti mismo), pero si vas a enviar un CV online a una empresa; lo idóneo es acompañarlo con una carta de presentación adaptada a la empresa en cuestión. Si, aun hay gente que no lo hace.

Te recomendamos leer también otros post de interés como pueden ser: Los mejores cursos gratis del Inem 2018 y Trucos para estudiar una oposición 2018

Galería de imágenes Modelo de Curriculum Vitae: cómo hacer un buen currículum

CursosMasters

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos